¿Nueva subida de impuestos a partir de 2022?

Por Jacobo Orellana Matías:

 

El pasado 10 de julio entró en vigor la Ley 11/2021, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que se ocupa, entre otras cuestiones, de introducir cambios importantes a la hora de determinar la base imponible (cuantía que se toma de referencia para cuantificar el tributo de que se trate) del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD). En otras palabras, esta nueva norma puede afectar a lo que tendrá que desembolsar el contribuyente al liquidar estos tributos a partir del 1 de enero de 2022.

En este sentido, para cuantificar la base imponible de sendos impuestos, se ha decidido sustituir la antigua fórmula del “valor real” simplemente por “valor”, concepto que se equipara al valor de mercado. En el pasado, el concepto de “valor real” ha generado numerosos problemas que han terminado con diversos pronunciamientos del Tribunal Supremo, cuya doctrina jurisprudencial ha determinado que éste coincidía con el valor de mercado, siempre que existiera un mercado propiamente dicho, de los bienes de que se tratase, como puede suceder, por ejemplo, con el mercado inmobiliario.

Por ello, la nueva legislación toma en consideración el valor de mercado del bien o derecho que se transmita o adquiera, lo que tiene una especial relevancia en el caso de los bienes inmuebles, para los que, además, se ha ideado un sistema que tiene como eje central el “valor de referencia” (para cuantificar el “valor del impuesto”), que ya se puede consultar a través de la sede electrónica del Catastro inmobiliario en el siguiente enlace: https://www1.sedecatastro.gob.es/Accesos/SECAccvr.aspx.

Este valor de referencia trata de representar el comportamiento medio de los precios de las compraventas de los inmuebles comunicadas por los notarios, de tal manera que se obtiene el precio medio en una zona determinada, la cual no tiene por qué coincidir con un barrio, distrito o municipio.

Además, para el caso de que no se disponga, o no sea posible certificar el valor de referencia, se ha establecido una regla alternativa para la determinación de la base imponible, que consistirá en escoger entre el valor declarado por los interesados o el valor de mercado, atendiendo al mayor de ellos.

En todo caso, surge el interrogante sobre si esta nueva forma de determinar la base imponible conforme al valor de mercado hará que el contribuyente tenga que pagar más por estos impuestos a raíz de la reforma. En unas pocas semanas empezaremos a salir de dudas.

Nosotros

En Urrutia & Cuesta Abogados disponemos de un equipo profesional con experiencia en materia tributaria, por lo que te podemos asesorar en todas las dudas que se te planteen respecto a la liquidación de estos impuestos. Si deseas ampliar esta información y obtener un asesoramiento adecuado a tu caso, nos puedes contactar sin compromiso.

Deja un comentario